En este artículo vamos a descubrir el origen y significado del amor como palabra haciendo un poco de arqueología fonética. El castellano es una lengua romance o latín vulgarizado, donde se mezclaron el idioma autóctono de la península y el propio latín. Por eso la palabra amor proviene del propio latín amor. Pero hay que tener en cuenta que el latín es una lengua indoeuropea, por provenir todas de una misma fuente. Si nos remontamos a este protolenguaje la palabra más cercana es amma que es la voz que los infantes usaban para llamar a sus madres y es equivalente a nuestra palabra mamá.

El regalo_del_embarazo

En este sentido, amor hace mención al vínculo más estrecho que existe en la naturaleza: el amor maternal. Del fijo -ama-  provienen palabras como amante, amor, enamorado, amorío e incluso también las de amigo y amistad.

El amor en pareja

La leyenda apócrifa del origen de la palabra amor es la de vincularla a la capacidad hacia la eternidad, a no morir nunca; al separar la palabra en a- (sin, negación) y -mor (abreviatura de mortem) y por lo tanto sin-muerte (amor eterno o para siempre).

El amor no tiene edad

 Se cree que la palabra sagrada del sanscrito «Om», que se reza como mantra, dejando que la M resuene alargándola lo máximo posible, proviene de este mismo origen. Letra sanscrita OmLa M es una de las primera consonantes que pronuncia un bebé, no como lenguaje propiamente dicho, sino como balbuceo y porque de alguna forma la M (junto a la A, la primera vocal en ser pronunciada) tiene la capacidad de resonar en el cerebro, haciendo quizás un sonido similar al que se siente dentro del líquido amniótico. Esa experiencia la podemos recrear si buceamos en una piscina, por ejemplo, pues todos los sonidos adquieren una latencia sonora similar a la M. Si todo esto fuera así, entonces la palabra amor, proviene y la inventaron los bebés humanos en su aprendizaje del lenguaje.

Otra curiosidad de la letra M es que en el sanscrito está relacionada con el agua y Ma con la luna, asociada a la maternidad e igualmente Ma, Mut era la diosa egipcia que era la que propiciaba la inundaciones periódicas del Nilo, de nuevo una relación con el agua, fuente de la vida.

En una gran mayoría de idiomas la letra M forma parte de la palabra madre o mamá:
Francés: Mere
Alemán: Mutter
Bengalí: Maa
Hindú: Maa-ji
Urdu: Ammee
Ingles: Mom, Mummy, Mother
Italiano: Madre
Portugués: Mãe
Albanés: Mëmë
Bielorruso: Matka
Serbio: Majka
Aimara: Mama
Neerlandés: Moeder; Moer
Estonio: Ema
Frisian: Emo, Emä
Griego: Màna
Quechua: Mama
Croata: Majka
Galé: Mathair
Bretón: Mamm
Catalán: Mare
Lituano: Motina
Navajo: Amá, Ma
Hebreo: Em, Ima
Vasco: Ama
Árabe: se pronuncia como mama
Zulú: Umama

Quizás si un bebé recrea ese estado amniótico, es porque es el más placentero (mismo origen que placenta y placer), aquel que el cerebro de alguna forma guarda en su memoria como el estado más deseado, buscado y equilibrado.

Bebé dentro del vientre maternos

Con esta idea en mente, el concepto del amor es la de dar y recibir paz. La de volver al estado originario de todas las emociones, aquella por la cual una madre cobija en sus entrañas a su ser más preciado y este se siente íntimamente unido a algo externo, la madre, que le protege contra todas las adversidades.

Pareja, paz, desierto

La ciencia parece haber encontrado a su vez este mismo resultado en distintos descubrimientos y pruebas. La oxitocina, que evolutivamente hablando es uno de los que provocan la dilatación y a la vez hace de anestésico local durante el parto, después ha devenido en ser la hormona principal para crear vínculos muy estrecho entre las personas. Se cree que hay una relación directa entre la confianza (paz) que te da una persona y la oxitocina segregada. De esta forma, una persona que desconfié de todo el mundo y tienda a aislarse tiene poca cantidad de oxitocina. Amor familiarOtra hormona importante, en el hombre, es la prolactina (también vinculada a la maternidad, a dar el pecho), la cual parece hacer que el hombre sea menos violento como para proteger y cuidar a sus hijos.  Si sumamos las capacidades de estas dos hormonas se entenderá porqué la mayoría de los asesinos en serie, sociópatas y psicópatas suelen ser seres solitarios -hombre en la mayoría de los casos- que no han creado vínculos fuertes con otras personas, y no suelen tener familia e hijos, que por lo demás han tenido una mala infancia de padres violentos, despreciativos o nada afectivos. ¡pero cuidado al manejar esta información!, crea una tendencia, no una regla.

 El amor, por lo tanto es como el hogar del corazón humano, aquello que nos da la mayor cantidad de paz, de reposo, de sentirse vinculado con el mundo, con la realidad. El siguiente vídeo muestra la capacidad que tiene el amor de, incluso, aliviar el estrés y el dolor. Sobran las palabras…. habla el poder del amor.

Dejar una respuesta

Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre aquí