El alzheimer se ha convertido en una de las más populares enfermedades de la actualidad siendo la mas importante causa de la demencia.

Para prevenirla o evitar su aparición temprana es conveniente hacer ejercicios mentales, seguro que el hemisferio derecho del cerebro va permanecer en mejor estado.

alzheimer

La realización de acciones en la rutina diaria de las personas mayores se ejecutan prácticamente de forma inconsciente porque son tareas automatizadas que no hace trabajar el cerebro con la consecuente degeneración del mismo al no requerir ejercicio mental.

Para cambiar todo esto, un descubrimiento dentro de la Neurociencia, revela que el cerebro mantiene capacidad extraordinaria de crecer y mudar el padrón de sus conexiones.

Los autores de este descubrimiento Lawrence Katz y Manning Rubin, revelan que Neuróbica o la «aeróbica de las neuronas» es una nueva forma de ejercicio cerebral, proyectada para mantener el cerebro ágil y saludable, creando nuevos y diferentes padrones de actividades de las neuronas de su cerebro.

Cerca del 80% de nuestro día a día, esta ocupado por rutinas, que a pesar de tener la ventaja de reducir el esfuerzo intelectual, esconden un efecto perverso: limitan al cerebro.

Para contrariar esta tendencia, es necesario practicar ejercicios «cerebrales», que hacen a las personas pensar solamente en lo que están haciendo, concentrándose en esa tarea. El desafio de Neuróbica, es hacer todo aquello contraria a la rutina, obligando al cerebro a un trabajo adicional.

Alzheimer anciana

Con la ayuda de ejercicios neuróbicos, se afirma que se puede estimular el cerebro. Todos estos ejercicios pueden llegar a retardar el envejecimiento del cerebro. La gimnasia cerebral ayuda a pensar, aprender y mantiene cuerpo/mente balanceado.

Vamos a citar algunos de los ejercicios para ir cogiendo ritmo:

  • Usa el reloj en la mano contraria al que normalmente lo usa.
  • Cepíllate los dientes con la mano contraria al de costumbre.
  • Camina por la casa, de espalda. (En China lo practican en los parques).
  • Vístete con los ojos cerrados.
  • Estimula el paladar con cosas diferentes.
  • Mira algún album de fotos girado de cabeza para abajo.
  • Mira la hora en el espejo e intenta descifrarla.
  • Cambia el itinerario cuando salgas de casa aunque sea sólo para ir a la panadería y tardes un poco más.

Evidentemente hay muchos otros ejercicios que buenamente puedes inventarte tu mismo, seguro que se te ocurren muchos otros.

Resumiendo, la idea es no tener la misma rutina de todos los días. Simplemente hacer cosas diferentes lo que hará estimular su otro lado del cerebro, lo más seguro es que merece la pena probarlo y lo agradecerás con el tiempo.

¿Que te parece si empiezas y lo intentas en estos momentos? Comparte este interesante artículo con tus amigos de Facebook, Twitter o envíalo por e-mail, pero… usando el ratón del ordenador con la otra mano que no estás acostumbrado a usar, te costará un poco pero merecerá la pena.

Vamos a usar todos estas técnicas y de esta manera desarrollaremos la Neuróbica.

Dejar una respuesta

Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre aquí