En marzo del 2014 se estrenó la película «Divergente» basada en la trilogía de las novelas de Veronica Roth. Uno se pregunta siempre como un concepto científico puede alterarse tanto al ser divulgado en la sociedad. Con el concepto divergente -y sus correspondientes libros y películas presentes, y por venir- vemos cómo puede ocurrir esta «catástrofe».

20559651

No he leído los libros de Veronica Roth, entonces no voy a criticar a estos, sino a las películas. El primer error de base es la selección del reparto. Veronica_Roth_Divergent_aSi a mí se me presentara a Shailene Woodley (la protagonista de la trilogía) en persona, enseguida pensaría «la típica gringa», y con esto querría decir: tonta, simple, superficial y gregaria, o sea, que puede sobre ella la necesidad de ser aceptada en el grupo. Esto último, sobre lo que más adelante me detendré, se ve sobre todo porque siempre trata de salir sonriendo en las fotos (en otro artículo trataré sobre la risa y la sonrisa, para poder entender esto). El segundo error es el cómo se plasma en las películas, el qué es una mente divergente, con claros errores conceptuales de base.

Shailene Woodley. Hay cierta similitud física con la autora de la trilogía.
Shailene Woodley. Hay cierta similitud física con la autora de la trilogía.

Pero para entender todo, primero hay que definir qué es ser divergente. Todo concepto científico trata de encajar como un guante a una mano, que es la realidad. guante-solo-ultra-996Pero para llegar a esa situación primeros hay muchos «prueba y error», en donde en algunos casos el concepto durante este proceso largo, se parece más a un calcetín que a un guante por sus imperfecciones conceptuales. Hay una idea común en lo humano que dice que «si algo funciona no lo toques», pensamiento de erizo, como se ha definido en el artículo «De animales y hombres». La evolución dice lo mismo, salvo por dos cosas: que en el «papel» (en la vida, como expresión de unos genes) esas palabras no siempre se cumplen y porque existen las mutaciones. En este segundo caso hay dos tipologías humanas similares, que pueden que sean la misma con distinta gravedad: el autismo y el síndrome de Asperger. No me voy a detener a explicar qué es cada condición, tan sólo me detendré en algunos aspectos. Lo que caracteriza estos dos espectros de una condición genética -mutación al fin y al cabo- es que para sus individuos les es difícil o imposible estar con el típico contacto social, viven cerrados en sus cerebros y tratan de no salirse de sus rutinas (obsesiones).

El cerebro es una máquina de supervivencia y puesto que somos una especie social, es una máquina de supervivencia social, en donde en lo humano subrepticiamente se «cuelan» las categorías sociales por jerarquías. 2f674-pir_mide_del_capitalismo_03aTodo nuestro esfuerzo, todo nuestro cerebro, todas sus potencialidades se usan en tratar de mantener una posición en la jerarquía, subir en ella y no bajar de una posición elevada. ¡Esto no se da a tan sólo a nivel laboral o profesional, se da en todos los niveles!, incluso en muchos casos en la familia, esto se ve en familias con muchos hermanos. Entonces si al cerebro le quitas de esta tarea… ¿qué hace? BITACORA-HERMANOSEn este caso se llega a lo que se conoce como «Savant» o sabio-idiota, hecho que ocurre sobre todo en las personas que padecen el síndrome de Asperger y el autismo. Estas personas hacen «cosas extrañas» como dibujarte toda una ciudad desde un punto de vista aéreo, con los detalles de ventanas y todo, simplemente por haber volado durante un rato sobre esa ciudad con un helicóptero. El caso más famoso es el de Kim Peek, persona sobre la que se basó la película protagonizada por Tom Cruise y Dustin Hoffman «Rain man», la cual es capaz de «memorizar» un listín telefónico simplemente haciendo que las hojas pasen por sus ojos, sin leerlas.

"Rain man", basada en la vida de Kim Peek
«Rain man», basada en la vida de Kim Peek

Los Savant no son a los que se les podría calificar de divergentes, pero he recurrido a estos para sacar a colación qué condiciones pueden hacer que una persona lo sea. La divergencia sobre todo se trata de «pensar fuera de la masa».images-cms-image-000007369 La sociedad converge hacia ideas probadas y válidas, que funcionan por el hecho que lo principal en sus cerebros es la aceptación social, y puesto que sus cerebros se rigen por esta regla de oro. Un divergente sin embargo no parece tener esta regla o no le parece funcionar, haciendo que sus pensamientos siempre se salgan de los límites pensables. Pero para entender esto hay que volver al juego macabro que es la evolución y para ello recurriré a una analogía que nos hará entender mejor todo esto. Imaginemos que soy un Gamer y quiero comprar una tarjeta gráfica, me guiaré por la publicidad, por lo que han dicho otros usuarios y por comparativas y precios, pero si tengo poco dinero, todo depende de una simple apuesta: compro X tarjeta.Overclocking-de-la-mano-de-profesionales-en-esta-nueva-colección-USERS-Hardware-Extremo1 La evolución sin embargo es un multimillonario que tendrá la posibilidad de comprar todas y es más, y aquí viene lo importante, una vez que tiene la tarjeta gráfica más rápida las pondrá a prueba forzándolas el rendimiento (overclocking) hasta quemarlas. Situación por la cual comprará la misma, le volverá a hacer otros tipos de cambios en el rendimiento, hasta llegar a su situación límite satisfactoria. La diferencia entre este Gamer y la evolución es que el primero tiene una finalidad, mientras que la evolución tan sólo «juega a los dados», o sea hace cambios por puro azar y sin finalidad.

tune_up

El un ordenador se puede hacer overclocking subiendo la energía en el microprocesador, en la memoria RAM, el bus de datos, en el bus PCI-express, en el procesador gráfico y en la memoria del video, cambiar multiplicadores y otros pequeños cosas. En el cerebro ocurre otro tanto. Sus componentes son químicos, vías, transductores de unos componentes a otros y enzimas. Existen vías y componentes activadores, y vías y componentes desactivadores. En unas situación de alarma se activan los componentes y vías activadoras, que son «frenadas» por las vías y componentes desactivadoras, si la situación externa se calma. sinapsisLos neuroreguladores digamos que son los componentes que mantienen las cosas «funcionando bien», como un ordenador que viene de fábrica, manteniendo «regular» la química transductora de activación y desactivación del cerebro. Si falla alguno de estos, o falla algo en la química (la mayoría de los componentes químicos del cerebro son aminas, que se reconvierten en otras en sus procesos de degradado o por necesidades funcionales), el cerebro se acelera o trabaja de una forma no prevista, dando errores en el sistema, al igual que ocurre al hacer overclocking en un ordenador. Un caso de «overclocking» cerebral, en el que falla la química, es la esquizofrenia, cerebro en el cual la dopamina no es frenada, cosa que provoca que el cerebro haga conexiones múltiples entre las neuronas y sus regiones, que a nivel externo se traduce a que combine ideas y conceptos que no tendrían por qué hacerlo.

aminoacidos

Un divergente tampoco es un esquizofrénico. Pero ahora ya tenemos los dos datos principales para la «creación» de un divergente. Suelen ser personas de poco o nada contacto social, lo cual hace que sus cerebros se centren dentro de su interior, y no de la aceptación social, acercándose o rozando el síndrome de Asperger. o-schizophreniaY que lindan cerca de lo esquizofrénico, al no dar freno en la recombinación de ideas (de regiones del cerebro), en muchos casos comportándose de forma obsesiva sobre ciertos temas. Digamos que es la condición equilibrada cercana al límite del síndrome de Asperger y la esquizofrenia. La situación por la cual el gamer millonario ha creado el «equipo perfecto» por recombinación de placa base, memoria RAM y tarjeta gráfica llevándolas a sus límites.

Esta condición se da sobre todo en Artistas, pensadores y científicos, de ahí la idea que el genio roza la locura. Sus ideas y propuestas no se basan en nada, transgreden los límites de lo posible, equivocándose sobre el 99%, para acertar brillantemente ese 1% por el que serán reconocidos mundialmente. Se cree que personas tan variopintas como Mozart,  Wittgenstein, Kafka o Einstein tenían ese límite cercano al síndrome de Asperger. Mientras que otros Artistas como Klein, Van Gogh o Pollock lindaban con la esquizofrenia. Otro caso conocido fue el retratado por la película «Una mente maravillosa», sobre la vida de John Nash, en esta película sale a relucir que al final el límite se traspasa y se llega fácilmente a la locura. Otro personaje claramente divergente en una película es el protagonista de «Titanic» (dibujante, artista), pues siempre está buscando salidas alternativas (divergentes, no convertirse en masa) a los problemas que van surgiendo. La condición más coloquial a la que se pueda denominarse divergente es la de friki. Foto_tipica_EinsteinSon personas no exactamente guapas, lo cual le daría normalidad y aceptación en el grupo, y viven más o menos aislados en sus pequeños o grandes mono-temas, respondiendo usualmente de forma inadecuada tanto en sus respuestas verbales, como en sus comportamientos sociales, forma de vestir o gestos. ¡Pero cuidado!, no todo «raro» es un divergente, ya que se tienen que tener ciertas cualidades intelectivas o artísticas para serlo, los hay simplemente «raros-tontos»…, pues la recombinación genética-evolutiva es así de cruel.

Una de las obras de Jackson Pollock
Una de las obras de Jackson Pollock

Independientemente de que se llegue al éxito o a ser un genio hay cierta cantidad de personas (cerebros) divergentes que no llegan a nada, pues no todos tienen posibilidades para estudiar o tender hacia el Arte. O sea, hay mucho cerebro divergente en la sombra, que solo sobresale en su entorno más cercano y familiar, el cual quizás al tener un trabajo rutinario, largo y agotador, ensombrezca su divergencia. Quizás esto sea lo mejor, pues de esa forma puede que no lleguen a rozar ni de cerca la locura, y quizás lleguen a ser felices, pues es un signo de los divergentes que puedan llegar a suicidarse, ya que su condición no deja de ser algo dura, por su complejidad de jugar con los límites soportables de lo humano. Un caso de ejemplo es el autor del libro «La broma infinita», David Foster Wallace, de cuyo perfil se ha hecho recientemente la película «The end of the tour», que murió en su lucha interna el 2008.

David Foster Wallace. Autor de "La broma infinita"
David Foster Wallace. Autor de «La broma infinita»

Ahora, con estos datos en juego. ¿te parece realmente divergente la protagonista de «Divergente»?

Dejar una respuesta

Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre aquí