Decía Miguel Ángel: «¿cómo puedo hacer una escultura?, pues simplemente retirando del bloque de mármol todo lo que no es necesario».

Esta idea ya viene de antiguo y se aprovecha de la cualidad que tiene el cerebro de dar sentido al mundo. El ejemplo más claro es el buscar animales, objetos y otras cosas en las nubes. Uno de los lugares más antiguos y en donde está más clara esta idea son las cuevas de Altamira, en España. Bisonte en la cueva de AltamiraSus creadores se aprovecharon de las propias formas de las rocas para plasmar sus obras. De esta manera el lomo del famoso bisonte al galope, se vale del abultamiento en la cueva para dar relieve y dimensión al animal.

Se dice que cuando llegó la fotografía a la humanidad, el artista se vio libre de no tener que retratar a las personas y a la realidad. De esta manera llegamos a la abstracción, al Arte no concreto.El-arte-abstracto2-300x197 Hay mucha crítica sobre esta nueva forma de concebirse el Arte, pero hay que tener en cuenta que en realidad el artista volvió a sus orígenes, en tanto que las primeras pinturas, y las más antiguas, son simples formas geométricas, como espirales, ondas, rejillas y cosas similares. La neurosicología ha rebelado recientemente que en ciertos estados de éxtasis y trances -ayudados por drogas o relajación profunda- son estas formas las que emergen en el cerebro de las personas, como si fueran estas las bases y lenguaje del cerebro más primigenio del hombre.

En esta dirección va Francesco Mai, italiano estudiante de biología, donde sus obras, si bien pueden parecer o asemejarse a entes o personas, nunca terminan de definirse.

knot puro vetroso ok

knot elaborato 1 più morbido

 Sus obras nos recuerdan a H.R. Giger, el creador de toda la imaginería de la película «Alien, el octavo pasajero», donde fue quizás todo esta nueva forma de recrear una realidad paralela, la que dio más verisimilitud y fama a esta icónica película de los 80.

 U_48_47996740730_HR_Giger_Mutanten_a

enhanced-buzz-wide-6759-1400241475-13

 En esa dirección algunas de sus obras tienen un claro referente, quizás porque él pronunció ese parecido al que alguien, un crítico o un amigo, aludió.

6k

 da abominio come brush

Francesco Mai recurre en muchos casos a piezas duales, que de alguna forma nos recuerdan a las propias parejas humanas, donde las poses y la suavidad o forzar ángulos nos dan sensación de paz o de algo agresivo, en espera de una lucha.

 ib_p056_0_1

ib_p011_0_4

ib_p052_0_7

¡Ah!, ¿no lo he dicho?, todas sus obras no existen en realidad, sino que son virtuales. Creadas en el ordenador con programas como Zbrush y 3D Coats. Hemos dado un breve recorrido de la mente del artista. Desde las cuevas, pasando por Miguel Ángel, y finalizando en el nuevo Arte digital. Tres lenguajes, tres medios, un mismo tipo de cerebro: el del artista, el del hombre.

Dejar una respuesta

Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre aquí