Como cualquier ciencia, arte o actividad, la fotografía también tiene sus propias normas y reglas, que si conocemos y sabemos aplicar correctamente, nos servirán de ayuda y orientación para reflejar mejor en nuestras imágenes aquéllo que queramos plasmar.

Tres de estas reglas básicas de composición fotográfica son la regla de la mirada, la regla de los tercios y la regla del horizonte.

Las tres, son muy sencillas tanto de recordar como de aplicar, y si las utilizas, verás como tus fotografías ganan en armonía y calidad.

La regla del horizonte es especialmente útil para la composición de paisajes.

Para aplicarla, basta con dividir el encuadre de nuestra imagen con dos líneas horizontales.

La primera de estas líneas la situaremos a 1/3 de la altura total de la imagen y la otra a 2/3 de la altura, con lo cual, nuestra fotografía quedará dividida en 3 franjas de igual tamaño.

esquema-regla-del-horizonte-saberde-fotografia Esta regla, nos dice que debemos situar el «horizonte» de la escena que vayamos a fotografiar, a una altura que coincida con alguna de las dos líneas horizontales imaginarias con las que hemos dividido nuestro encuadre.

Si lo que queremos resaltar es el cielo o la parte superior de la escena que estemos fotografiando, situaremos el horizonte coincidiendo con la línea inferior.

"Fotografía fácil. Reglas de composición fotográfica. La regla del horizonte"
Playa de «El Sardinero» en Santander (España). Fotografía de I. Herrero.

Si por el contrario, lo que nos interesa destacar es la zona inferior, es decir, lo que queda debajo del cielo, entonces situaremos el horizonte coincidiendo con la línea situada a mayor altura.

"La regla del horizonte. Fotografía fácil. Reglas de composición fotográfica"
Puebla de Sanabria en Zamora (España)

Como ves, al aplicar esta regla del horizonte, estamos «huyendo» de la simetría a la que en un primer momento estaríamos tentados, si situamos el horizonte a mitad de la altura de nuestra imagen.

Utilizar esta regla del horizonte nos ayudará a dotar de mayor belleza y proporcionalidad nuestras fotografías de paisajes, pero como siempre hay excepciones, queda a tu criterio el escoger cuándo y dónde aplicarla, porque para eso «tú eres el artista».

Dejar una respuesta

Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre aquí