Ante el sol, es mejor “prevenir antes que curar”. Esto es algo que sabemos pero que a veces olvidamos porque no esperamos estar expuestos al sol demasiado tiempo o nos olvidamos de repetir a menudo el proceso de protección solar.
Cuando nos quemamos la piel debido al sol, lo sentimos casi en el momento, pero la quemadura muestra su punto álgido a las 72 horas de la exposición. Los cambios que experimenta la piel van desde el enrojecimiento leve, enrojecimiento con sensibilidad, tacto que desprende calor a descamación de la piel, entumecimiento, dolor y aparición de ampollas.
Aunque las quemaduras producidas por el sol suelen ser leves, de primer o segundo grado, pueden ocasionar fiebre, nauseas, escalofrías, erupciones, embotamiento…
Las quemaduras solares son dolorosas y las que más molestan y tardan más en mejorar son las de la parte anterior de las piernas y las tibias.
Habrás escuchado que la piel tiene memoria. Aparentemente una quemadura puede desaparecer en unos días, pero no el daño que ocasiona a la superficie cutánea que permanecerá y a largo plazo puede ocasionar un melanoma. Este tipo de cáncer de piel aparece cuando somos adultos, pero sobreviene de las quemaduras que se han sufrido cuando somos niños. Por esto es importante una buena protección siempre, no sólo en la playa o piscina en verano.

tomar-sol-playa.jpg
Evitar tomar el sol entre las 12h y las 16h.

Cómo prevenir una quemadura solar:

  • Utilizar un protector solar con factor de protección solar (FPS) de al menos 30 para estar protegido de los rayos UVA y de los rayos UVB.
  • El protector solar debe aplicarse de forma abundante sobre la piel un rato antes (media hora) de la exposición al sol. Tener especial cuidado en la cara, los brazos y los empeines de los pies.
  • Acordarse de volver a aplicar la protección pasadas 2h desde la primera aplicación o más a menudo si se suda o se entra en contacto con el agua.
  • Evita tomar el sol entre las 12h y las 16h de la tarde, ya que es cuando produce más daño.
  • Intentar protegerse del sol bajo la sombrilla, gorra, gafas….sobre todo si se está trabajando, ya que aumenta el cansancio.
sombrero-proteccion-sol
Sombreros para protegerse del sol

Tratamiento para una quemadura solar:

  • Beber agua constantemente.
  • Enfriar la zona quemada con agua del tiempo durante unos minutos, pero nunca utilizar hielo, ya que empeora la quemadura, sobre todo si se pone directamente sobre la piel.
  • Aplicar crema hidratante o after sun, ya que son bálsamos que refrescan y contienen extractos de plantas como aloe vera que mejoran la hidratación de la zona. Se pueden meter un rato en la nevera para que aumente la sensación de frío y es recomendable no utilizar los que tienen mentol.
  • No utilizar productos con aceite si surgen ampollas cutáneas, ya que tapan los poros y podemos infectar la lesión.
  • Si el dolor es agudo, se puede tomar ibuprofeno o paracetamol.
  • Es importante no volver a tomar el sol hasta varios días después para que la piel pueda regenerarse y la quemadura no se agrave.

y ¡Disfruta del buen tiempo!sombrillas-quita-sol

Dejar una respuesta

Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre aquí